FANDOM


«Tanto por hacer… y tan poco tiempo»

«No me llegan las horas del día… ojalá tuviera más tiempo»

«Cada vez tengo menos tiempo para hacer más cosas»

¿Alguna de estas frases te resulta familiar? ¿Te ves reflejado en alguna de ellas en particular? Es muy posible que sí y es algo absolutamente normal.

Cada vez más personas tienen un problema con “el tiempo” y encuentran más dificultades a la hora de conciliar todas sus obligaciones diarias. Tareas, reuniones y citas profesionales se mezclan con los compromisos sociales, actividades personales, vida familiar y tiempo libre. Hoy en día es muy común suspirar por un día de 25 ó 30 horas… porque las 24 horas que todos tenemos parecen insuficientes para todo lo que tenemos que hacer. ¿Insuficientes? La verdad es que no, no lo son. Lo cierto es que no es un problema del “tiempo” o de “gestión del tiempo” sino de cómo nos gestionamos a nosotros mismos. De cómo invertimos —qué hacemos— las horas que estamos trabajando o descansando. Y en esa buena o mala gestión de nosotros mismos tienen mucho que ver los malos hábitos. Malos hábitos que adquirimos hace muchos años o bien recientemente, que están bien arraigados en nosotros y que condicionan —para mal— nuestras decisiones.

Esos malos hábitos hacen que naufraguemos y tengamos la sensación de que no nos llegan las horas del día.

 

Malos hábitos que nos domina

Para simplificarlos, ejemplificarlos y explicarlos mejor vamos a rebautizar a esos “malos hábitos” como “ladrones del tiempo”. Aunque tienes que tener muy claro, ya ahora desde el principio, que el tiempo es lo que menos debería preocuparte a la hora de erradicarlos.

Porque los ladrones del tiempo no te quitan tiempo —que también— sino que te separan de las cosas que de verdad quieres conseguir. De tu trabajo, de tus tareas, de tus objetivos. Cada vez que caes en ellos te alejas de lo que persigues. Cada vez que te vencen te alejas del porqué de levantarte cada mañana. El tiempo sólo tiene valor si hacemos algo con él. Por lo demás “el tiempo no es oro” como reza el adagio. De hecho el tiempo es algo de poco valor, porque nosotros mismos continuamente lo estamos despreciando con actividades y tareas intrascendentes y muchas veces ridículas. Combatir y vencer a estos ladrones del tiempo no persigue “ser más productivo” (en lo que realmente ni hay gloria ni medallas) sino conseguir las cosas que quieres, las tareas, objetivos y proyectos tanto profesionales y personalmente que realmente te importan. Estos ladrones del tiempo te hacen peor. Te vuelven más desorganizado, más ineficaz, más desconcentrado, más inoperante, más lento, más distraido, más estresado. Por tanto conocerlos, combatirlos y vencerlos es una cuestión de mejorar sí, pero sobre todo de conseguir lo que verdaderamente queremos. 1. Interrupciones. 2. Improvisación. 3. Reuniones. 4. Televisión 5. Internet 6. Email. 7. Teléfono.

http://thinkwasabi.com/wp-content/downloads/LadronesTiempo.pdf

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar